lunes, 13 de julio de 2015

MARTÍN, VA AL DENTISTA

Este cuento lo tengo desde que hice mis prácticas en el instituto, allá por los años de María Castaña. Se puede utilizar con el tema de la salud, el dentista, los dientes, etc.

Os cuento su historia...

La familia Osuna vivía en una casa muy bonita en medio del bosque. Hoy Papá Oso y los ositos se están lavando los dientes después de almorzar. Martín de nuevo no quiere lavárselos. Le da mucha lata, prefiere ir a jugar. 
- Martín, tienes que cuidar tus dientes, le dice Papá Oso.
Martín salió feliz a jugar. En la tarde, mientras comía una jugosa manzana, un fuerte dolor le impidió masticar la fruta.
- Me duele una muela, dijo Martín.
Pensó no decir nada, pero como el dolor no desapareció e incluso se le hinchó la cara, no pudo ocultárselo a Papá Oso.
- El dentista solucionará este dolor, le dijo Papá Oso.
Martín sintió mucho miedo, aunque nunca había ido al dentista. Cuando llegaron, Papa Oso le explicó a Don Tigre Dentista el malestar de su hijo.
- Vamos a ver qué pasa adentro de esa boca, dijo el doctor a Martín, mientras lo invitaba a sentarse.
Don Tigre Dentista confirmó que el dolor de Martín era por una muela picada. Rápidamente le pudo anestesia, limpió la muela y la cubrió con un empaste.
- Ya no me duele, dijo Martín contento. El dolor había desaparecido.
- Así es, dijo el dentista
Antes de despedirse, el dentista le dijo a Martín:
- Si quieres evitar las caries, debes lavarte los dientes siempre después de las comidas.
Martín comprendió que el único responsable de su dentadura era él mismo.  Por lo tanto, si no quería sufrir de nuevo un dolor de muelas, debía lavarse los dientes. Y así hizo. Toda la familia se lavaba los dientes muy contentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario